En 1920, la Compañía Coca-Cola lanzaba su primera campaña publicitaria navideña. Este año se cumple un siglo desde que Coca-Cola inició sus campañas festivas y, lo celebran resaltando lo verdaderamente importante: el mejor regalo somos nosotros mismos.

Quito, diciembre de 2020.- Desde 1920, Coca-Cola se ha convertido en sinónimo de la época navideña regalándonos momentos únicos, personajes icónicos e imágenes inolvidables que nos recuerdan el verdadero sentido de la navidad. Desde el Papá Noel del artista Haddon Sundblom hasta los clásicos osos polares y los camiones navideños, los anuncios de navidad de Coca-Cola generaron ilusión en las sucesivas generaciones durante más de un siglo.

Fred Mizen (1930), pintura de Papá Noel bebiendo Coca-Cola en un centro comercial. Este cuadro se usó como anuncio navideño para la marca.

La vida era muy diferente en 1920. La radio daba sus primeros pasos, al cine le faltaban unos años para ser sonoro y, en las calles, los automóviles aun competían con los carruajes. “El mundo ha cambiado mucho, pero hay algo que permanece inmutable desde entonces: en cada rincón del planeta, la Navidad comienza a vivirse cuando aparece la campaña publicitaria de Coca-Cola”, comenta Camila Merino, Gerente de marca Coca-Cola.

Los inicios de Coca-Cola en Navidad, a través de los años

Archie Lee, el ejecutivo de la agencia publicitaria D’Arcy que trabajaba con la Compañía Coca-Cola, quería que la campaña navideña mostrara a un Papá Noel natural, pero a la vez realista y simbólico. Fue así que Coca-Cola le encargó al ilustrador nacido en Michigan, Haddon Sundblom, que desarrollara imágenes publicitarias utilizando al mismo Papá Noel, no a un hombre vestido como tal.

En busca de inspiración, Sundblom recurrió al poema escrito por Clement Clark Moore en 1822, «Una visita de San Nicolás» («A Visit From St. Nicholas»), (comúnmente llamado “Fue la noche antes de la Navidad” – “Twas the Night Before Christmas»). La descripción que realiza Moore de San Nicolás llevó a Sundblom a dibujar la imagen de un Papá Noel cálido, amistoso, encantadoramente regordete y humano. (Y aunque a menudo se dice que Papá Noel lleva un abrigo rojo porque éste es el color de la Coca-Cola, Papá Noel ya vestía una capa roja antes de que Sundblom lo pintara).

Tras un siglo llevándoles a las personas de todo el mundo la magia navideña con los más icónicos avisos, este primer centenario se conmemora en medio de un año difícil de olvidar. “Por eso, en estas fechas tan especiales, queremos animar a todas las personas con un mensaje que ponga de manifiesto las cosas realmente importantes. Decirles que la verdadera magia de la Navidad está en conectarnos entre nosotros”, afirma Merino.

De esta manera, la nueva campaña navideña de Coca-Cola “Juntos como nunca”, es una invitación para estar cerca de nuestros seres queridos de la manera en que podamos hacerlo: compartiendo la mesa navideña con una Coca-Cola o, a la distancia a través de una pantalla.

Así, luego de 100 años de su primera campaña navideña, Coca-Cola se reafirma como la marca icónica de las fiestas y lo celebra con un mensaje que nos invita a estar #JuntosComoNunca en esta Navidad.