• Sebastián se convirtió en la primera persona con discapacidad en coronar su cumbre, de 5.790 metros.
  • El complicado ascenso, por su condición, le tomó tres días, con varias horas de arduo trabajo
  • Parte vital de este logro fue su equipo: 8 expertos guías de montaña, entre ellos su compañero de escuadra, Karl Egloff.

¡Una vez más desafió y superó sus límites! Sebastian «Zuko» Carrasco, deportista con discapacidad física, integrante del Movistar Aventura Team y también embajador de Chevrolet y General Tire, logró su reto de ascender a la cumbre del volcán Cayambe, a una altura de 5.790 m y desde esa altura demostrarnos que los límites solo están en nuestras cabezas.

Es así que, luego de un complicado trayecto de tres intensos días, completó la elevación y se convirtió en la primera persona con discapacidad en alcanzar la cumbre de este Coloso andino. Parte de este logro fue su maravilloso equipo de expertos, conformado por ocho guías de montaña, entre los que estuvo su amigo y compañero Karl Egloff, quienes fijaron las cuerdas en la ruta para que así Sebastián pueda jalarlas y progresar, con un esfuerzo sobrehumano, cuesta arriba. Fueron más de 21 horas de trabajo, distribuidas en tres días, con jornadas de 6:30 hrs, 9 hrs, y 7:35 hrs, respectivamente. Ello incluyó dos campamentos de altura, el primero a 4,940 metros y el segundo a 5,360metros.

Debido a la lesión medular de Sebastián (que le impide caminar) utilizó un trineo adaptado con esquís, así como una wincha para poder avanzar en el glaciar y así llegar a la cumbre. Este reto se lo propuso después de coronar la cumbre del Kilimanjaro en África (septiembre 2019). «Otro reto más que me llena de felicidad, tanto por el logro como por contar con estas personas maravillosas, así como las marcas que me apoyan, para poder cumplir sueños que pueden parecer imposibles», señaló el Zuko.

Esto es parte de su iniciativa, el One More Summit, cuyo objetivo de generar las primeras rutas adaptadas para handbikes en América Latina, así como la fabricación nacional de dichas bicicletas impulsadas por los brazos. Se busca posicionar a Ecuador como pionero en senderos de altura inclusivos a nivel mundial y la producción de los elementos requeridos y que sean accesibles para todos. La idea es que otras personas con movilidad limitada se animen a visitar nuestras montañas y disfruten de las experiencias y el desafío que esto conlleva. Sebastián va por más. Pronto nos enteraremos de un nuevo reto en nuestras elevaciones.