PIE DE FOTO.
Los repartidores que usan la aplicación Glovo tendrán las herramientas para recibir apoyo de las autoridades cuando sospechen que llevan un pedido sospechoso.

  • La Dirección Nacional Antinarcóticos es una unidad dentro de la Policía Nacional, que conduce acciones para neutralizar y reducir el tráfico ilícito de drogas en el país.
  • El objetivo de esta campaña es brindar a los repartidores que utilizan la app de Glovo las herramientas necesarias para que puedan actuar con diligencia frente a pedidos sospechosos.

Ecuador. Diciembre, 2020. Ante la situación del tráfico de drogas en el país, y con el fin de promover la seguridad de los repartidores independientes, establecimientos y consumidores de la plataforma, así como de colaborar con las autoridades, Glovo, la aplicación líder en entregar Lo que Sea en menos de 45 minutos, impulsa una campaña de capacitación junto con la Dirección Nacional Antinarcóticos (DNA) de la Policía Nacional (PPNN).

Gracias a esta campaña, los repartidores que utilizan la App Glovo recibirán una capacitación por parte de la DNA para saber responder ante la presencia de órdenes sospechosas y cómo reportarlo a las autoridades siguiendo el debido proceso. Entre otros temas, aprenderán a identificar factores básicos que deberán levantar alertas sobre los pedidos; por ejemplo, el tamaño de un paquete, el tipo de embalaje, el punto de recogida, y/o la persona que realiza el envío.

“En Glovo, la seguridad de repartidores, comercios y consumidores es una prioridad. Es por ello que todos los envíos que se procesan a través de la plataforma atraviesan un proceso de revisión antes de ser autorizados, y seguimos trabajando día a día para garantizar la solidez de nuestras prácticas para todo el ecosistema de usuarios. En esta línea, hemos unido esfuerzos con la DNA para brindar a los repartidores las herramientas necesarias para evitar el transporte de sustancias no permitidas y poder detectar a tiempo envíos prohibidos o al margen de la ley”, señala Daniel Arévalo, General Manager de Glovo Ecuador.

Además de las capacitaciones, la DNA brindará soporte a los repartidores para el reporte y seguimiento del debido proceso ante un pedido sospechoso. Esto incluye la verificación de parte del repartidor de que nadie lo esté siguiendo, la identificación del UPC más cercano, la llamada inmediata al 911 o al 1800-DELITO, la denuncia a las autoridades de un posible cometimiento del delito de microtráfico, y el intercambio de información con diferentes organismos e instituciones. “Por supuesto, los agentes de la DNA manejarán cada denuncia con la debida reserva, para precautelar la seguridad de los repartidores”, agrega Arévalo.

De esta manera, Glovo ratifica su compromiso con la sociedad para implementar estrategias que permitan salvaguardar la seguridad e integridad de clientes, usuarios y repartidores.