• Es un tributo que grava de manera semestral el 2% de los ingresos brutos obtenidos por los microempresarios.
  • Para su cálculo, no se consideran gastos o costos incurridos por los microempresarios, ni tampoco que hayan obtenido utilidades o ganancias.
  • Son considerados microempresarios las personas naturales, sociedades y emprendedores quienes, siendo parte del catastro que genera automáticamente el Servicio de Rentas Internas (SRI), declaran ingresos anuales de hasta USD $300.000,00 y/o tienen hasta 9 trabajadores.
  • Este impuesto afecta a la economía de los microempresarios y del país puesto que, en el contexto de la crisis económica acentuada por la pandemia, se está aumentando la informalidad en los negocios.

Quito, septiembre de 2021: La Asociación de Industrias de Bebidas No Alcohólicas del Ecuador (AIBE) se suma al llamado que, desde las Cámaras de Comercio de Quito y Guayaquil y más actores del sector privado, se está haciendo al Gobierno para que, desde la Presidencia de la República, se envíe a la Asamblea Nacional un proyecto de ley que derogue el impuesto a la renta del 2% de los ingresos brutos obtenidos por los microempresarios.

A inicios de junio, la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional recibió a Marisol Andrade, Directora del SRI, con el fin de tratar el cobro de este impuesto. En su comparecencia, la principal de la entidad precisó que en el país están registrados actualmente 1 millón de microempresarios en el catastro, de los cuales, 340.000 aún no realizan la declaración de este impuesto.

También, manifestó que el SRI, a pesar de que conoce cómo la pandemia por la propagación del COVID-19 está golpeando a la economía de los ecuatorianos, no puede hacer otra cosa que aplicar la Ley, por lo que solo la Presidencia de la República es quien puede enviar a la Asamblea Nacional un proyecto de Ley con el cual se derogue este impuesto.

En este contexto, si bien la eliminación del RIM fue una oferta de campaña política hecha por parte de Guillermo Lasso, a la fecha, los microempresarios se encuentran a la espera de un pronunciamiento oficial al respecto.

Francisco Mena, Director Ejecutivo de la AIBE, resalta que en Ecuador existen aproximadamente 130.000 tiendas de barrio. Muchas de ellas, al estar consideradas como microempresas dentro del catastro del SRI, se ven afectadas seriamente por este impuesto:

“Desde el sector privado, tenemos muchas interrogantes respecto a la aplicabilidad de este impuesto. Por una parte, no está claro qué deben hacer los microempresarios que, por desconocimiento o falta de ingresos, aún no han declarado o no van a declarar este impuesto hasta fines de octubre. Por otra parte, tampoco tenemos certeza de cuál sería la figura tributaria a la que los microempresarios que ya pagaron este impuesto en julio se acogerán en caso de que este régimen impositivo se derogue en los próximos meses (…) Por ello, nos sumamos al llamado que desde las Cámaras de Comercio de Quito y Guayaquil y más actores del sector privado se está haciendo para que, desde la Presidencia de la República, se emita el decreto ejecutivo a través del cual se elimine este tributo (…)”, finaliza.

La AIBE invita a los microempresarios del país a seguir sus cuentas en redes sociales porque en ellas encontrarán a lo largo de septiembre contenidos de valor sobre este impuesto que les permitirán estar bien informados, organizar sus finanzas y evitar contratiempos relacionados con el pago de esta obligación. Además, en septiembre se realizará un webinar con expertos tributarios en el cual se explicará a profundidad el funcionamiento y aplicabilidad de este impuesto.