Quito, 18 de abril de 2024.-  Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) cada persona desecha alrededor de 1 kilo diario de prendas de vestir, tomando en cuenta que por varios años se ha mantenido una economía lineal: producir, usar y desechar. Esto ha llevado a varias marcas de moda a adoptar procesos de economía circular y a comprender la necesidad de incentivar un consumo responsable, creando incentivos para facilitar y dinamizar los procesos.

Por ejemplo, American Eagle elabora jeans pensando en el planeta, bajo el programa “Real Good”, que se caracteriza por utilizar algodón reciclado, poliéster de origen sostenible y por reducir el uso de agua y energía. Muestra de ello, es el ahorro de mil millones de galones de agua por año, la reducción la cantidad de agua usada en cada jean en un 14%, y la utilización de 60 millones de botellas de plástico en poliéster reciclado.

“Nuestras fábricas ahora están ahorrando mil millones de galones de agua por año, hemos reducido la cantidad de agua usada en cada jean en un 14% y hemos usado el equivalente a 60 millones de botellas de plástico en poliéster reciclado” mencionó María Mercedes Jaramillo, gerente de marketing de American Eagle.

Reutilizar y reciclar la ropa no solo es una forma efectiva de reducir el impacto ambiental de la industria de la moda, sino también una oportunidad para promover un estilo de vida más consciente y responsable. Es así como American Eagle, cada año pone en marcha la iniciativa “Dona Tu Jean” que está enfocada en recolectar la mayor cantidad de jeans en buen estado para apoyar a personas de escasos recursos y en estado de vulnerabilidad.

En Colombia se ha realizado por 9 años consecutivos, logrando donar alrededor de 65.000 jeans; mientras que Ecuador es parte de esta campaña social por segundo año consecutivo. La dinámica de » Don Tu Jean» consiste en donar un jean, en buen estado, de cualquier marca en las tiendas de American Eagle de Quito, Guayaquil o Cuenca y a cambio se otorgará un valor de $20 para la compra de uno nuevo. Todas las prendas recolectadas serán entregadas a la fundación “Nuestros Jóvenes” para que puedan darles una segunda vida.

El objetivo es reunir mil jeans.